Hablamos via

X
Hablamos vía
Ictus pediátrico

Ictus pediátrico

Ictus pediátrico

El ictus es un daño, de inicio agudo, que provoca una lesión con consecuencias neurológicas diferentes dependiendo de la zona afectada. Su diagnóstico es difícil por la posibilidad de confusión ante los síntomas. Es importante diferenciar entre los accidentes cerebro vasculares en la población infantil y aquellos que se dan en la adulta, ya que no sólo el origen es diferente, sino que las consecuencias también lo son.

 

Desde el nacimiento, e incluso antes de que éste se produzca, existe el riesgo de sufrir un ictus y por tanto de sufrir sus secuelas. Estas secuelas están relacionadas con la gravedad de la lesión, con la edad en que se produzca y con la rapidez en la intervención por parte de los equipos médicos y terapéuticos. Si bien la incidencia es menor en niños que en adultos, se trata de una de las diez principales causas de mortalidad infantil. Debemos tener en cuenta que los factores de riesgo del ictus pediátrico son totalmente diferentes en esta población (perinatal o postnatal) y que en muchos de los casos es imposible encontrar cuál ha sido el factor desencadenante del daño. En los ictus pediátricos hay que diferenciar dos grandes grupos:

  • Ictus Arterial neonatal o perinatal. Cuando el ictus se produce entre la semana 20 de gestación y los 28 días de vida postnatal.
  • Ictus arterial postnatal. Si el ictus se produce posteriormente a los 28 días de vida.

La incidencia de sufrir un ictus o accidente cerebrovascular en niños menores de 15 años de edad es de aproximadamente 6 casos por cada 100.000 niños cada año. Las enfermedades cardíacas son uno de los factores de riesgo más frecuentes para sufrir un ictus infantil y se consideran responsables de un 30% de los casos. Los accidentes cerebro vasculares son ligeramente más comunes en niños menores de dos años de edad.

 

Causas del ictus pediátrico

En los derrames cerebrales de adultos a menudo las causas pueden ser golpes, presión arterial alta, colesterol alto, antecedentes de tabaquismo, exceso de alcohol u obesidad. En contraste, las causas en los niños son más a menudo:

  • Defectos de nacimiento
  • Infecciones (por ejemplo, meningitis, encefalitis)
  • Trauma, operaciones 
  • Trastornos de la sangre como anemia de células falciformes
Síntomas del ictus pediátrico

Debemos saber cuáles son los síntomas del ictus pediátrico para poder actuar con rapidez ya que en muchas ocasiones, la falta de conocimiento por parte de la sociedad sobre la posibilidad de que un ictus infantil se produzca, retrasa la intervención y por tanto puede agravar las secuelas finales. En niños podemos observar los siguientes síntomas:

  • Espasmos faciales y/o distonias
  • Apneas asociadas a episodios catatónicos
  • Falta de movilidad
  • Dolor de cabeza de aparición súbita y de una intensidad elevada
  • Vómitos y/o náuseas
  • Trastorno brusco de la sensibilidad en la cara, brazo o pierna en un lado del cuerpo
  • Debilidad muscular súbita, en un lado del cuerpo
  • Dificultad para hablar o entender lo que se está diciendo
  • Trastornos de la visión
  • Pérdida del equilibrio

De media, se tarda en llegar al hospital de entre 12 a 24 horas en los ictus de adultos tras reconocer los primeros síntomas, disparándose a un intervalo de 48 a 72 horas en los casos producidos en los más pequeños.

Secuelas del ictus pediátrico

Existe la idea de que el pronóstico del ictus en la infancia, fundamentalmente el isquémico, tiene un mejor pronóstico que el del adulto, dada la mayor plasticidad del cerebro infantil. Aunque los ictus en los niños pueden ser devastadores, los niños tienen una mayor capacidad de curarse debido a la mayor plasticidad o flexibilidad del sistema nervioso del niño y el cerebro. El cerebro de un niño aún está en desarrollo, por tanto, tiene una mayor capacidad de repararse a sí mismo. Con la ayuda de la fisioterapia y logopedia, muchos niños y niñas que han sufrido un ictus pediátrico recuperan el uso de sus brazos, piernas y del habla. Las principales consecuencias descritas son dificultades de lenguaje, atención, memoria, habilidades visuales y funcionamiento ejecutivo. A estos déficits cognitivos habría que añadir las dificultades emocionales y conductuales que también aparecen, generando todo ello una clara afectación en la calidad de vida del niño o niña.

  • Afectación motora
  • Epilepsia
  • Afectación sensitiva
  • Espasticidad
  • Afectación visual
  • Afectación del lenguaje
  • Alteraciones a nivel cognitivo
  • Cambios de conducta y comportamiento

 

Fisioterapia infantil
Fisioterapia infantil

Durante las primeras sesiones de fisioterapia infantil realizaremos la exploración y recogida de datos necesarios para establecer un programa personalizado, incluyendo una entrevista  a la familia para conocer aspectos relevantes a fin de establecer el plan más adecuado para la recuperación del niño o niña: Antecedentes, rehabilitación previa, rutinas, actividades de la vida di

Intervención y entreno de las habilidades sociales
Intervención y entreno de las habilidades sociales

El entreno de las habilidades sociales va dirigido a niños y adolescentes que presentan dificultades en las relaciones interpersonales y en la gestión de diversas situaciones de tipo social, sea porque tienen algún trastorno que lo justifica, como un trastorno del espectro del autismo, o porque sus 

Logopedia infantil
Logopedia infantil

La logopedia infantil se inicia con una valoración logopédica a través de la exploración física del niño o niña y la administración de pruebas estandarizadas y cuestionarios. Todo ello aporta información sobre el rendimiento del habla y del lenguaje del niño/a, así como también de su movilidad orofacial y su rendimiento miofuncional.

Musicoterapia
Musicoterapia

La musicoterapia es una de las intervenciones que se realizan en el Guttmann Brain Health Institute y de la que se pueden beneficiar tanto pacientes adultos como pediátricos afectados de lesiones o enfermedades neurológicas que se encuentran en diferentes estadios dentro del proceso de rehabilitación.

Neuropsicologia
Neuropsicología infantil

El tratamiento de neuropsicología infantil se realiza siempre en sesiones individualizadas, trabajando en exclusividad con el niño/a o joven.

Se inicia el tratamiento de neuropsicología infantil con una exploración neuropsicológica que se realiza a través de la administración de test y cuestionarios.

Reeducación psicopedagògica
Reeducación psicopedagógica

La reeducación psicopedagógica es un tratamiento basado en estrategias cognitivas y conductuales.

Programa de telerrehabilitación cognitiva infantil con Guttmann, NeuroPersonalTrainer®
Telerehabilitación cognitiva infantil con GNPT®

El tratamiento de telerehabilitación cognitiva infantil con Guttmann, NeuroPersonalTrainer® (GNPT®) es un proceso activo que ayuda a los niños y niñas con alteraciones cognitivas, dificultades de aprendizaje o problemas de conducta, a:

Teràpia cognitiva conductual
Terapia cognitiva conductual

La terapia cognitiva conductual une dos tipos de tratamientos terapéuticos, ya que a pesar del éxito de las terapias conductuales en el tratamiento de algunas patologías, se tendrán en cuenta otros aspectos que intervienen en la manera en que las personas responden ante las situaciones.

Terapia ocupacional infantil
Terapia ocupacional infantil

Para desarrollar un programa de tratamiento de terapia ocupacional infantil adecuado a las necesidades de cada niño o niña, se realizará en las primeras sesiones una exploración de varios aspectos clave:

Videos
Fisioteràpia infantil

CONTACTA

Hablamos vía

Share