Hablamos via

X
Hablamos vía

Traumatismo craneoencefálico

Un traumatismo craneoencefálico o lesión cerebral traumática es un daño cerebral adquirido generalmente provocado por un golpe o impacto violento en la cabeza, que también puede ser debido a la penetración de un objeto que lesione directamente el cerebro. Una lesión cerebral traumática leve puede afectar a las neuronas cerebrales de forma temporal y dar lugar a la presentación de síntomas. Una lesión cerebral traumática más grave puede dejar secuelas a largo plazo y puede ser debida a hematomas o hemorragias, contusiones o lesiones de las neuronas por estiramiento y torsión.

Aunque los motivos que pueden provocar un traumatismo craneoencefálico son diversos, todavía hoy la causa principal siguen siendo los accidentes de tráfico (es así en más del 50% de los casos). Con menos frecuencia, caídas, accidentes deportivos y violencia suelen ser otras causas de esta lesión cerebral. El traumatismo craneoencefálico infantil constituye un motivo frecuente de consulta en Urgencias. Aunque en su mayoría no conlleva consecuencias graves, el traumatismo craneoencefálico supone la primera causa de muerte y discapacidad en niños mayores de 1 año en los países desarrollados. Se estima que 1 de cada 10 niños sufrirá un TCE no banal a lo largo de la infancia. En estos casos es imprescindible realizar una evaluación personalizada para desarrollar el tratamiento más adecuado.

Síntomas y consecuencias del traumatismo craneoencefálico

Según el grado de severidad del traumatismo craneoencefálico pueden aparecer unos u otros síntomas, de tipo físico y/o psicológico. Cuando se produce un traumatismo craneoencefálico leve, los signos o síntomas pueden aparecer inmediatamente después del suceso traumático o bien días o semanas después:

  • Pérdida del conocimiento durante unos segundos o minutos
  • Estado de aturdimiento, confusión o desorientación, sin pérdida del conocimiento
  • Dolor de cabeza
  • Náuseas o vomitos
  • Fatiga o somnolencia
  • Problemas del habla
  • Dificultad para dormir o dormir más de lo que es habitual
  • Mareos o pérdida del equilibrio
  • Problemas sensoriales, como visión borrosa, zumbido en los oídos, sabor desagradable o cambios en el sentido del olfato
  • Sensibilidad a la luz o al sonido
  • Síntomas cognitivos, como problemas de memoria o de concentración
  • Cambios y altibajos en el estado de ánimo
  • Depresión o ansiedad

Cuando el traumatismo craneoencefálico es moderado o grave se pueden presentar los siguientes problemas:

Estado alterado de conciencia. La lesión cerebral traumática moderada o grave puede causar cambios prolongados o permanentes en el estado de conocimiento, conciencia o respuesta de una persona. Los diferentes estados de conciencia son:

  • Coma. Una persona en coma está inconsciente, ajena de todo y es incapaz de responder a cualquier estímulo. Esto se debe al daño generalizado a todas las partes del cerebro. Después de un tiempo que generalmente oscila entre unos días y unas semanas, una persona puede salir del estado de coma o bien puede pasar a un estado que llamamos de vigilia sin respuesta.
  • Estado de vigilia sin respuesta. En esta situación de alteración de consciencia, la persona puede abrir y cerrar los ojos, emitir sonidos, responder a los reflejos o presentar algún tipo de movimiento, pero no hay ninguna consciencia del entorno ni de uno mismo. Es posible que un estado de vigilia sin respuesta pueda convertirse en permanente aunque, en general, las personas evolucionan a un estado de mínima consciència.
  • Estado de mínima consciencia. Es un trastorno en el que la consciencia se encuentra muy alterada, aunque con algunos signos de autoconsciencia o de consciencia del entorno de uno mismo. Algunas veces, este es un estado de transición desde un coma o un estado de vigilia sin respuesta a una situación de afectación severa de funciones cognitivas pero ya con capacidad de interacción con el entorno y colaboración en programas de tratamiento neurorrehabilitador multidisciplinar.

Alteraciones neuropsicológicas. Muchas personas que han tenido una lesión cerebral significativa experimentarán cambios en las habilidades que afectan a la cognición, la conducta y la emoción. Los principales problemas cognitivos que pueden presentarse son:

  • Orientación
  • Atención y Concentración
  • Memoria y Aprendizaje
  • Funciones ejecutivas
  • Capacidad de juicio

Cambios en la conducta y el comportamiento

  • Dificultad de autocontrol
  • Falta de consciencia de las habilidades
  • Comportamiento arriesgado
  • Dificultad en situaciones sociales
  • Impulsos físicos o verbales

Cambios emocionales

  • Depresión
  • Ansiedad
  • Cambios de humor
  • Irritabilidad
  • Falta de empatía
  • Rabia
  • Insomnio

Problemas de comunicación. Los problemas de comunicación o de lenguaje son frecuentes después de un traumatismo craneoencefálico.

  • Dificultades de comprensión
  • Dificultades para hablar o escribir
  • Incapacidad para organizar los pensamientos y las ideas
  • Problemas para seguir el hilo de las conversaciones y participar en ellas
  • Problemas con los cambios de entonación, tono o énfasis para expresar emociones, actitudes o diferencias sutiles en significado.
  • Dificultad para comprender e interpretar las señales no verbales
  • Incapacidad de utilizar los músculos necesarios para formar palabras (disartria)

Alteración en la capacidad de movimiento. Como consecuencia de un traumatismo cranioencefálico severo puede producirse parálisis o pérdida de fuerza tanto en las extremidades como en el tronco o en el control de la cabeza. También pueden aparecer alteraciones de la coordinación del movimiento o del equilibrio, provocando dificultades para realizar las tareas más básicas de la vida diaria, como comer, lavarse o vestirse, así como para desplazarse de manera independiente.

Problemas sensoriales. A modo de ejemplo, debido a un traumatismo craneoencefálico la persona puede presentar zumbido persistente en el oído, puntos ciegos o visión doble, sabor amargo, dificultad para oler, picores u hormigueo en la piel, así como mareos o dificultad para mantener la equilibrio.

Estimulación eléctrica neuromuscular para el tratamiento de la disfagia
Estimulación eléctrica neuromuscular para el tratamiento de la disfagia

El tratamiento de la disfagia es muy importante para las personas que, tras un ictus, un traumatismo craneoencefálico (TCE) u otras causas, sufren esta secuela.  La disfagia neurógena es un trastorno que aparece en el contexto de una lesión del sistema nervioso y que se caracteriza por una dificultad en la preparación oral del bolo alimentario o en el desplaza

Musicoterapia
Musicoterapia

La musicoterapia es una de las intervenciones que se realizan en el Guttmann Brain Health Institute y de la que se pueden beneficiar tanto pacientes adultos como pediátricos afectados de lesiones o enfermedades neurológicas que se encuentran en diferentes estadios dentro del proceso de rehabilitación.

Programa personalizado de entrenamiento y mejora de la funcionalidad
Programa personalizado de entrenamiento y mejora de la funcionalidad

El programa personalizado de entrenamiento y mejora de la funcionalidad está orientado a optimizar y mantener las capacidades funcionales, así como prevenir las complicaciones asociadas a las situaciones de discapacidad.

Telerrehabilitación cognitiva con Guttmann, NeuroPersonalTrainer®
Rehabilitación cognitiva con Guttmann, NeuroPersonalTrainer®

La rehabilitación cognitiva con Guttmann, NeuroPersonalTrainer® es un tratamiento de rehabilitación neuropsicológica, es decir que es un proceso activo que ayuda al paciente a optimizar la recuperación de las funciones superiores (atención, percepción, memoria, funciones ejecutivas, cálculo, ...), a comprender mejor las alteraciones que presenta y desarrollar

Tratamiento del dolor neuropático mediante estimulación transcraneal y realidad virtual
Tratamiento del dolor neuropático mediante estimulación transcraneal y realidad virtual

Este programa de tratamiento del dolor neuropático mediante estimulación transcraneal y realidad virtual va dirigido a personas que, después de una lesión neurológica, presentan dolor neuropático una vez finalizado el proceso rehabilitador, o bien a personas que en fase crónica quieren aliviar su dolor y mejorar su calidad de vida.

Tratamiento farmacológico
Tratamiento farmacológico

En los casos que el psicólogo o el psiquiatra consideren necesario indicará el tratamiento farmacológico que prescribirá el psiquiatra.

Tratamiento neuropsicológico
Tratamiento neuropsicológico

La rehabilitación neuropsicológica o tratamiento neuropsicológico es un proceso activo que ayuda a los pacientes y a sus familias a comprender mejor las alteraciones que presentan, desarrollar estrategias que permitan compensar las alteraciones neuropsicológicas y optimizar las funciones superiores.

Tratamiento de la afasia con estimulación magnética transcraneal
Tratamiento de la afasia con estimulación magnética transcraneal

El tratamiento de la afasia con estimulación magnética transcraneal está dirigido a pacientes con afasia no fluente, es decir, afasias con dificultad para la expresión verbal que mantengan una capacidad aceptable en la comprensión del lenguaje.

Videos
Entrenamo de la marcha
Hidroterapia
Neurorrehabilitación de la extremidad superior
Últimas tecnologías para la neurorrehabilitación de la marcha
Recuperación de la marcha con Andago

CONTACTA

Hablamos vía

Share