Hablamos via

X
Hablamos vía
Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)

Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)

Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC)

El Trastorno Obsesivo Compulsivo o TOC es un tipo de trastorno emocional y conductual que se caracteriza por la presencia de obsesiones y compulsiones. Las obsesiones son imágenes mentales, impulsos o pensamientos no deseados, intrusos y recurrentes que causan gran malestar. La compulsión se define como aquellos comportamientos (lavarse las manos, ordenar o hacer comprobaciones) o actos mentales (rezar, repetir palabras o contar mentalmente) que se realizan de forma repetitiva en respuesta a la obsesión o de acuerdo a unas reglas rígidas . El objetivo principal de las compulsiones es prevenir o disminuir la ansiedad causada por la obsesión o prevenir alguna situación temida.

Los niños más pequeños no se dan cuenta de la irracionalidad de estos pensamientos y conductas, les parecen extraños y pueden buscar sus propias explicaciones o esconderlos por confusión o vergüenza. Tanto las obsesiones como las compulsiones ocupan mucho tiempo y pueden interferir notablemente en sus rutinas cotidianas, las actividades escolares o las relaciones sociales.

Las obsesiones y compulsiones más comunes en niños y adolescentes son las siguientes: 

  • Rituales de lavado relacionados con la obsesión por los gérmenes o la suciedad.
  • Miedo de que pase algo grave (accidentes, incendios, muerte o enfermedades de algún familiar o de él mismo)
  • Rituales relacionados con el orden o la simetría.
  • Rituales de repetición o de comprobación.
  • Miedo a hacerse daño o hacer daño a alguien.
  • Obsesión por contar repetidamente.
  • Compulsiones a la hora de comer, dormir o cuando se despiden.

La gravedad del Trastorno Obsesivo Compulsivo TOC es muy variable, desde pocos síntomas con poca afectación, a presentaciones graves y con consecuencias incapacitantes en el desarrollo del niño/a o adolescente.

Hay que tener en cuenta que en varios estadios del desarrollo del niño se pueden observar conductas ritualistas que no significarían ningún trastorno y que forman parte de los rituales evolutivos normales, como por ejemplo: la preferencia por ciertos juegos, el interés en la simetría o en contar, jugar a saltar para no pisar alguna raya del suelo, etc. Los niños viven estas rutinas como un juego, no interfieren en el desarrollo normal de sus actividades y pueden interrumpir estos rituales sin sentir malestar.

Trastorno dismórfico corporal

En los casos de Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) con trastorno dismórfico corporal aparece una preocupación excesiva por uno o más defectos o imperfecciones en el aspecto físico, que no son apreciables o bien son de poca importancia para las otras personas. Debido a esta preocupación, se inician una serie de comportamientos como mirarse repetidamente en el espejo, hacer muchas comprobaciones y dedicar mucho tiempo a estas preocupaciones y conductas. Para que pueda considerarse patológica, esta preocupación por una parte del aspecto físico debe ser mucho más frecuente, intensa y más angustiosa que las preocupaciones típicas de la imagen que pueden vivir en algún momento los adolescentes.

Trastorno de acumulación

En los casos de Trastorno de acumulación se presenta una gran dificultad para deshacerse de los objetos y posesiones independientemente de su valor. Estos niños/as y jóvenes tienen necesidad de guardar las cosas y sienten mucho malestar cuando se deshacen de ellas. Esta dificultad hace que acumulen las cosas y su espacio quede saturado de cosas que no necesitan.

Otros trastornos

Hay otros trastornos que también están relacionados con el trastorno obsesivo compulsivo como la tricotilomanía, que consiste en arrancarse el cabello de forma recurrente, y el trastorno de excoriación, en el que el niño/a o adolescente se rasca la piel de forma recurrente hasta el punto de que puede producirse lesiones cutànies.Todos estos trastornos ocasionan malestar e interfieren en la vida familiar, social o académica del niño o niña.

 

Teràpia cognitiva conductual
Terapia cognitiva conductual

La terapia cognitiva conductual une dos tipos de tratamientos terapéuticos, ya que a pesar del éxito de las terapias conductuales en el tratamiento de algunas patologías, se tendrán en cuenta otros aspectos que intervienen en la manera en que las personas responden ante las situaciones.

CONTACTA

Hablamos vía

Share