Hablamos via

X
Hablamos vía

Ictus

Un ictus es un accidente cerebrovascular que aparece de forma brusca e inesperada. Es una urgencia médica que requiere tratamiento inmediato. La acción temprana puede reducir al mínimo el daño cerebral y la posibilidad de complicaciones.

El ictus o accidente cerebrovascular puede estar provocado por una arteria obstruida (ictus isquémico) o por la rotura de un vaso sanguíneo (ictus hemorrágico). Algunas personas pueden sufrir sólo una interrupción temporal del flujo sanguíneo al cerebro (accidente isquémico transitorio) que no provoca daño permanente.

Tipos de ictus
  • Ictus Isquémico. Casi el 80% de los ictus o accidentes cerebrovasculares son isquémicos. Esto significa que el ictus está producido por un estrechamiento o una obstrucción de las arterias que se dirigen al cerebro, lo que causa una reducción grave del flujo sanguíneo (isquemia). El accidente cerebrovascular trombótico, el cual se produce cuando se forma un coágulo sanguíneo (trombo) en una de las arterias que suministra sangre al cerebro. Un coágulo sanguíneo puede formarse por depósitos grasos (placa) que se acumulan en las arterias y causan una reducción del flujo sanguíneo (aterosclerosis) u otras afecciones de las arterias. El accidente cerebrovascular embólico se produce cuando un coágulo sanguíneo se forma lejos del cerebro, con frecuencia en el corazón, y se traslada a través del torrente sanguíneo para alojarse en arterias del cerebro más estrechas. Este tipo de coágulo sanguíneo se denomina «émbolo».

  • Accidente isquémico transitorio. Un accidente isquémico transitorio se produce por una disminución temporal del suministro de sangre a una parte del cerebro con la aparición de síntomas propios de un ictus isquémico pero que pueden durar tan sólo unos pocos minutos. El accidente isquémico transitorio ocurre cuando un coágulo o partículas bloquean el flujo sanguíneo hacia una parte del sistema nervioso, pero no se produce un daño permanente en los tejidos ni se manifiestan síntomas duraderos.

  • Ictus hemorrágico. El ictus hemorrágico o accidente cerebrovascular hemorrágico se produce por la rotura de un vaso sanguíneo en el cerebro, causando una hemorragia. La causa del ictus hemorrágico puede ser debida a diferentes afecciones que repercuten en los vasos sanguíneos. Algunas de las causas pueden ser presión arterial alta (hipertensión) no controlada, sobretratamiento con anticoagulantes, o partes débiles en las paredes de los vasos sanguíneos (aneurismas) .Una causa menos frecuente de hemorragia es la rotura de una maraña anormal de vasos sanguíneos con paredes débiles (malformación arteriovenosa).

Síntomas del ictus

Los síntomas que se presentan cuando se produce un ictus són:

  • Dolor de cabeza intenso y repentino, que puede estar acompañado de vómitos, mareos o estado alterado de consciència
  • Problemas para hablar y comprender
  • Parálisis o entumecimiento de la cara, los brazos o las piernas. En general, esto se produce en un solo lado del cuerpo.
  • Visión borrosa o ennegrecida en uno o ambos ojos
  • Pérdida del equilibrio o pérdida de coordinación

Las consecuencias y secuelas derivadas de un ictus dependerán de la localización de la lesión y de su extensión. En ocasiones, puede producir discapacidades temporales o permanentes, pero en cualquiera de los anteriores casos, cuanto más precozmente se inicie un tratamiento de neurorrehabilitación adecuado para un equipo multidisciplinar experto, mejores serán los resultados funcionales a largo plazo.

Un ictus en el hemisferio derecho del cerebro a menudo ocasiona afectación en el lado izquierdo del cuerpo y puede presentar problemas en la percepción del espacio o negligencia izquierda (los objetos y personas que estén en el lado izquierdo del paciente se ignoran). Un ictus en el hemisferio izquierdo, generalmente ocasiona afectación en el lado derecho del cuerpo (hemiplejía derecha) y varias alteraciones del lenguaje que conocemos genéricamente con el término afasia.
 

Un ictus en la zona del cerebelo ocasionará problemas de descoordinación, desequilibrio, mareo, náuseas y vómitos. Un ictus producido en el tronco del encéfalo puede tener una mayor gravedad ya que en esta zona se sitúa el control de todas las funciones involuntarias como la respiración, el latido cardíaco, la presión arterial, etc., así como funciones como la deglución , el habla, la audición o los movimientos oculares.

Un resumen de las consecuencias que pueden tener los ictus o accidentes cerebrovascular, en términos generales es:

  • Parálisis o pérdida del movimiento y/o la fuerza muscular en media parte del cuerpo o, en casos muy severos, incluso de las cuatro extremidades. La fisioterapia ayuda a la recuperación a pesar de que el éxito del tratamiento varía de una persona a otra.
  • Dificultad del habla (disartria) y la deglución (disfagia), debido a la afectación en el control de los músculos de la boca, la faringe o la laringe.
  • Afectación del lenguaje o afasia, con dificultad para comprender, leer o escribir, o dificultad para poder emitir palabras y frases que interferirán en la comunicación. Es útil en estos casos la terapia con un patólogo del lenguaje y del habla.
  • Pérdida de memoria o dificultades de razonamiento.
  • Depresión y problemas emocionales.
  • Dolor, entumecimiento u otras sensaciones extrañas en las partes del cuerpo afectadas por el ictus. Por ejemplo, si un accidente cerebrovascular hace que se pierda la sensibilidad en el brazo izquierdo, es posible que el paciente comience a sentir una sensación de hormigueo incómoda en este brazo. A veces el dolor que puede aparecer es complejo y de difícil tratamiento, pudiendo llegar a convertirse en un problema a largo plazo. Esta complicación se denomina dolor central o síndrome de dolor central. Generalmente se manifiesta varias semanas después de un accidente cerebrovascular y puede mejorar con el paso del tiempo. Sin embargo, debido a que el dolor está causado por un problema en el cerebro y no en un lugar físico hace que el abordaje deba ser multifactorial y no sólo con medicamentos.
  • Cambios de comportamiento. Es posible que las personas que han sufrido un ictus se vuelvan más introvertidas y antisociales o más impulsivas.
Tratamiento del ictus

El ictus requiere un proceso de neurorrehabilitación altamente especializado dirigido a restituir, minimizar y/o compensar las alteraciones funcionales. Brain Health Institute, en Guttmann Barcelona, proporciona al paciente una atención integral y personalizada, con la intervención de un equipo multidisciplinar experto.

Con el rigor científico, el trato humano y la experiencia del Institut Guttmann, tratamos a los pacientes de ictus con las más modernas tecnologías y aplicando procedimientos clínicos específicos capaces de aportar importantes mejoras cualitativas. La calidad de vida en las personas afectadas por un ictus puede mejorar considerablemente con los tratamientos adecuados y trabajando para conseguir el mayor grado de autonomía posible.

Factores de riesgo del ictus

Hay muchos factores que pueden aumentar el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular y muchos de ellos son los mismos que aumentan las posibilidades de sufrir un ataque cardíaco. Algunos de estos factores no se pueden tratar, como la edad o el factor genético, pero la mayoría son evitables y pueden controlarse. Algunos factores están relacionados con el estilo de vida y otros con riesgos médicos: En aquellos pacientes que ya han sufrido un ictus, el riesgo de sufrir un segundo episodio es más alto y se deben tomar medidas para ayudar a prevenir otro accidente cerebrovascular . El médico recomendará en cada caso cuáles son los factores clave y los consejos que son primordiales seguir. En general, las principales recomendaciones para un estilo de vida saludable son las siguientes:

  • Controlar la presión arterial alta (hipertensión).
  • Hacer ejercicio diario
  • Controlar el estrés.
  • Alimentación saludable.
  • Reducir la cantidad de colesterol y grasas saturadas de la dieta.
  • Dejar de fumar
  • Tratar la apnea obstructiva del sueño
 
Estimulación eléctrica neuromuscular para el tratamiento de la disfagia
Estimulación eléctrica neuromuscular para el tratamiento de la disfagia

El tratamiento de la disfagia es muy importante para las personas que, tras un ictus, un traumatismo craneoencefálico (TCE) u otras causas, sufren esta secuela.  La disfagia neurógena es un trastorno que aparece en el contexto de una lesión del sistema nervioso y que se caracteriza por una dificultad en la preparación oral del bolo alimentario o en el desplaza

Musicoterapia
Musicoterapia

La musicoterapia es una de las intervenciones que se realizan en el Guttmann Brain Health Institute y de la que se pueden beneficiar tanto pacientes adultos como pediátricos afectados de lesiones o enfermedades neurológicas que se encuentran en diferentes estadios dentro del proceso de rehabilitación.

Programa de neurorrehabilitación personalizada del ictus
Programa de neurorrehabilitación personalizada del ictus

El programa de neurorrehabilitación personalizada del ictus está dirigido a pacientes que han sufrido un ictus y que tienen capacidad para colaborar activamente en un programa de neurorrehabilitación ambulatorio y personalizado. Las técnicas utilizadas son la fisioterapia, la terapia ocupacional, la neuropsicología y la logopedia.

Programa personalizado de entrenamiento y mejora de la funcionalidad
Programa personalizado de entrenamiento y mejora de la funcionalidad

El programa personalizado de entrenamiento y mejora de la funcionalidad está orientado a optimizar y mantener las capacidades funcionales, así como prevenir las complicaciones asociadas a las situaciones de discapacidad.

Telerrehabilitación cognitiva con Guttmann, NeuroPersonalTrainer®
Rehabilitación cognitiva con Guttmann, NeuroPersonalTrainer®

La rehabilitación cognitiva con Guttmann, NeuroPersonalTrainer® es un tratamiento de rehabilitación neuropsicológica, es decir que es un proceso activo que ayuda al paciente a optimizar la recuperación de las funciones superiores (atención, percepción, memoria, funciones ejecutivas, cálculo, ...), a comprender mejor las alteraciones que presenta y desarrollar

Tratamiento del dolor neuropático mediante estimulación transcraneal y realidad virtual
Tratamiento del dolor neuropático mediante estimulación transcraneal y realidad virtual

Este programa de tratamiento del dolor neuropático mediante estimulación transcraneal y realidad virtual va dirigido a personas que, después de una lesión neurológica, presentan dolor neuropático una vez finalizado el proceso rehabilitador, o bien a personas que en fase crónica quieren aliviar su dolor y mejorar su calidad de vida.

Tratamiento farmacológico
Tratamiento farmacológico

En los casos que el psicólogo o el psiquiatra consideren necesario indicará el tratamiento farmacológico que prescribirá el psiquiatra.

Tratamiento neuropsicológico
Tratamiento neuropsicológico

La rehabilitación neuropsicológica o tratamiento neuropsicológico es un proceso activo que ayuda a los pacientes y a sus familias a comprender mejor las alteraciones que presentan, desarrollar estrategias que permitan compensar las alteraciones neuropsicológicas y optimizar las funciones superiores.

Tratamiento de la afasia con estimulación magnética transcraneal
Tratamiento de la afasia con estimulación magnética transcraneal

El tratamiento de la afasia con estimulación magnética transcraneal está dirigido a pacientes con afasia no fluente, es decir, afasias con dificultad para la expresión verbal que mantengan una capacidad aceptable en la comprensión del lenguaje.

CONTACTA

Hablamos vía

Share