Hablamos via

X
Hablamos vía
TDAH

Déficit de atención e hiperactividad

Déficit de atención e hiperactividad

El Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad o TDAH  es un trastorno de origen neurobiológico crónico de carácter hereditario y que se puede manifestar en todas las edades de la persona. Los síntomas fundamentales son:

  • Déficit de atención
  • Impulsividad
  • Hiperactividad motriz

El TDAH (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad) está relacionado con un mal funcionamiento de ciertas regiones cerebrales y afectaciones en los niveles de neurotransmisores cerebrales, concretamente de noradrenalina y dopamina. Aunque los síntomas no parezcan tener mucha gravedad, los niños y niñas con TDAH pueden sufrir problemas asociados como: disminución de la capacidad de aprendizaje, bajo rendimiento y fracaso escolar, problemas emocionales como depresión, sentimiento de desconfianza, inseguridad, trastornos de conducta y/o personalidad, dificultad en las relaciones familiares, problemas en sus relaciones sociales, etc.

Es por ello que es muy importante que se detecte el TDAH infantil pronto y se comience la intervención lo antes posible. La intervención precoz es uno de los factores más determinantes de buen pronóstico. Otros factores que influirán en la evolución positiva del TDAH (Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad) serán:

  • Que padres y profesores del niño sean conocedores del problema
  • Utilizar con estos niños y niñas normas flexibles pero claras
  • Pautas educativas en las que se tenga en cuenta el refuerzo social y la ausencia de castigo físico como métodos para controlar la conducta
  • Enseñanza activa y flexibilidad en los métodos de enseñanza
  • Colaboración entre la escuela y la familia

Por otra parte, hay factores que en general favorecen una evolución negativa del trastorno, como un ambiente familiar marcado por el estrés, la hostilidad y los desacuerdos entre los padres, una educación demasiado permisiva o, al contrario, una educación donde predominan los castigos verbales y/o físicos. También son factores negativos para el TDAH un bajo coeficiente intelectual y alteraciones de conducta asociadas (desafío, agresiones, etc.).

Algunos de los síntomas que presentan los niños con TDAH también se manifiestan en la población normal. Lo que diferencia a un niño con TDAH de uno que no tiene el trastorno es la frecuencia y la intensidad con la que aparecen estos síntomas y que se mantienen a lo largo del tiempo interfiriendo la vida escolar, familiar y/o social del niño.

Síntomas conductuales del TDAH 

Conducta desatenta

El niño con TDAH tiene muchas dificultades para establecer correctamente un orden de prioridades entre los estímulos. Esto hace que ante cualquier estímulo irrelevante, su atención se disperse y se altere. Esta mayor dificultad para procesar estímulos, y no la pereza y la desgana, puede hacer que los desmotiven ante las tareas (especialmente si estas son repetitivas). Los comportamientos de desatención más frecuentes que presenta un niño con Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad  son:

  • No termina las tareas que comienza
  • Comete muchos errores
  • No se centra en los juegos
  • Muchas veces parece no escuchar cuando se le habla directamente
  • Tiene dificultades para organizarse
  • Evita aquellas tareas que requieren esfuerzo mental 
  • A menudo pierde cosas que necesita (lápices, juguetes, libros, ropa,...)
  • Se distrae con cualquier cosa
  • Es descuidado en las actividades
  • Olvida tareas cotidianas como hacer los deberes, entregar trabajos, llevar material, etc.

Conducta hiperactiva

El niño/niña con TDAH, Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad, presenta una excesiva actividad motora incontrolada y sin finalidad concreta y que va más allá de los límites normales para su edad. Este hecho provoca que necesite moverse más de lo que se consideraría normal para la edad. En la mayoría de los casos esta inquietud motriz se va reduciendo a medida que pasan los años, a diferencia de la falta de atención y la impulsividad, que suelen mantenerse en el tiempo. Las conductas hiperactivas más frecuentes observadas son:

  • Se levanta de la silla continuamente
  • Corre por todas partes
  • Le cuesta jugar a actividades tranquilas
  • Está excitado
  • Habla en exceso
  • Mueve constantemente manos y pies

Conducta impulsiva

Podemos diferenciar entre impulsividad cognitiva e impulsividad del comportamiento. La primera hace referencia al estilo cognitivo impulsivo caracterizado por la rapidez, inexactitud y pobreza en los procesos de percepción y análisis de la información en tareas complejas. La segunda, la impulsividad del comportamiento, está ligada a la falta de control motriz y emocional, y lleva a actuar sin pensar en las consecuencias posteriores de las acciones, movidos por el deseo de gratificación inmediata. Se considera que este tipo de impulsividad está muy relacionada con el grado de tolerancia a la frustración. De hecho, se ha visto que los niños con TDAH manifiestan un umbral de frustración bajo. La conducta impulsiva, junto con la falta de conciencia de riesgo, hacen que sean más propensos a sufrir accidentes. Los comportamientos de impulsividad más frecuentes en un niño con TDAH son:

  • Dificultades para esperar su turno
  • Acostumbra a interrumpir en conversaciones o juegos
Síntomas cognitivos del TDAH trastorno por déficit de atención e hiperactividad

Estos síntomas están relacionados con afectaciones cognitivas:

  • Dificultad en la atención controlada en tareas nuevas y que requieren esfuerzo, en relación a las tareas automáticas que les son tareas fáciles o conocidas.
  • Dificultad en el procesamiento de varios estímulos simultaniamente
  • Dificultad en diferenciar los estímulos relevantes de los irrelevantes
  • Dificultad para mantener la atención de forma continuada
  • Dificultad al aprender y recordar lo aprendido ya que procesan la información de manera superficial
  • Sensibilidad a las variaciones del contexto o del ambiente de trabajo

Los niños con Trastorno por Déficit de Atención con Hiperactividad, TDAH,  también presentan dificultades para organizar la información y dificultades de aprendizaje (en la comprensión y fluidez lectora, en el cálculo y resolución de problemas matemáticos, en la escritura y la coordinación, en el seguimiento de instrucciones y en el mantenimiento de la motivación)

  • Bajas tolerancia a la frustración: la sucesión de situaciones frustrantes combinadas con pocas experiencias de éxito hacen que el niño desarrolle un sentimiento de indefensión que lo hace más intolerante a las situaciones de exigencia
  • Baixa autoestima o autoestima aparentemente inflada
  • Aparición de sentimientos depresivos
  • Comportamiento infantil, inestabilidad y cambios de humor frecuentes
  • Necesidad de llamar la atención (muchas veces a través de la desobediencia o mala conducta)
  • Dependencia de la aprobación de los adultos
  • Dificultades en las relaciones sociales

 

Cursos de reeducación psicopedagógica
Cursos de reeducación psicopedagógica

La reeducación psicopedagógica forma parte de una intervención basada en estrategias cognitivas y conductuales. Consiste en el entrenamiento de las capacidades básicas necesarias para conseguir una mejora en las habilidades para aprender y paliar las dificultades de los niños y jóvenes con trastornos del aprendizaje o TDAH.

Intervención y entreno de las habilidades sociales
Intervención y entreno de las habilidades sociales

El entreno de las habilidades sociales va dirigido a niños y adolescentes que presentan dificultades en las relaciones interpersonales y en la gestión de diversas situaciones de tipo social, sea porque tienen algún trastorno que lo justifica, como un trastorno del espectro del autismo, o porque sus 

Musicoterapia
Musicoterapia

La musicoterapia es una de las intervenciones que se realizan en el Guttmann Brain Health Institute y de la que se pueden beneficiar tanto pacientes adultos como pediátricos afectados de lesiones o enfermedades neurológicas que se encuentran en diferentes estadios dentro del proceso de rehabilitación.

Reeducación psicopedagògica
Reeducación psicopedagógica

La reeducación psicopedagógica es un tratamiento basado en estrategias cognitivas y conductuales.

Teràpia cognitiva conductual
Terapia cognitiva conductual

La terapia cognitiva conductual une dos tipos de tratamientos terapéuticos, ya que a pesar del éxito de las terapias conductuales en el tratamiento de algunas patologías, se tendrán en cuenta otros aspectos que intervienen en la manera en que las personas responden ante las situaciones.

Tratamiento farmacológico
Tratamiento farmacológico

En los casos que el psicólogo o el psiquiatra consideren necesario indicará el tratamiento farmacológico que prescribirá el psiquiatra.

CONTACTA

Hablamos vía

Share