Nos pondremos en contacto contigo vía

Signos de alerta en el desarrollo de la comunicación y el lenguaje

Las personas aprendemos a comunicarnos antes de saber hablar. De hecho, con pocos meses de vida comienzan a aparecer lo que llamamos los precursores del lenguaje. Que el bebé sonría o balbucee cuando el adulto le habla o que señale cuando quiere algún objeto que no puede coger son algunos ejemplos de estos precursores. Esta comunicación que puede parecer tan básica es imprescindible para poder desarrollar el lenguaje más adelante.

Signos de alerta en el desarrollo de la comunicación y el lenguaje

Los niños no aprenden a hablar solos, de hecho, precisan de la interacción con el adulto y otros niños como pueden ser los hermanos para establecer un fuerte vínculo que ayude en el desarrollo de la comunicación y el lenguaje. Aunque la situación sea óptima y el niño tenga a su alrededor todo lo que precisa para un buen desarrollo puede ocurrir que presente algún retraso en el desarrollo de algunos hitos. Los motivos del retraso en la adquisición de algunos ítems pueden ser variados, de ahí que sea importante acudir a un profesional para que valore el caso de manera individual.

El objetivo de este artículo es dar a conocer a las familias las herramientas suficientes para detectar posibles alteraciones en la comunicación y el lenguaje de sus hijos/as y así poder realizar una correcta y rápida derivación a un profesional especializado.

Por tanto, en el caso de que el niño presente algunos de estos signos de alerta sería recomendable realizar una visita con un logopeda, que es el profesional especializado en el tratamiento de las dificultades en el desarrollo del lenguaje y de la comunicación.

El propósito de la detección precoz será la protección y la prevención frente a posibles alteraciones en el desarrollo de la comunicación y el lenguaje ya que un abordaje temprano repercutirá positivamente en la mejora de las dificultades que presente el niño. Es relevante iniciar el tratamiento en edades tempranas, cuando todavía no se ha consolidado la adquisición del lenguaje, ya que los niños se encuentran en un período especialmente sensible al desarrollo lingüístico. Este hecho puede ayudar a solucionar posibles desfases cronológicos en determinadas adquisiciones.

Signos de alerta 

A los 6 meses

  • No sonríe ante las caras o voces familiares
  • No responde o no se orienta hacia los sonidos o la voz humana

A los 12 meses

  • No balbucea ni emite sonidos variados
  • No produce sonidos con intención comunicativa
  • Dirige poco la mirada hacia las personas
  • No tiene interés en juegos de interacción (taat)
  • No muestra anticipación cuando vas a cogerlo a hombros.

A los 18 meses

  • No señala para pedir algo 
  • No reconoce 3 objetos familiares
  • No responde a acciones básicas (por ejemplo: ven, dame, mira…)
  • Ausencia de gestos sociales (por ejemplo: decir “adiós” con la mano)
  • Sigue estableciendo muy poco contacto ocular
  • No responde a su nombre
  • No señala para enseñarnos objetos
  • No mira hacia dónde le señala el adulto
  • No imita gestos ni movimientos

A los 24 meses

  • No comprende órdenes sencillas (por ejemplo: dame el coche)
  • No comprende 10 palabras (sin ayuda de gestos ni apoyo visual)
  • Se expresa utilizando 4-5 sonidos consonánticos (pbmn)
  • No señala para compartir algún interés con el adulto
  • Ausencia de palabras o léxico expresivo reducido
  • Falta de interés en la interacción y relación con otros niños o adultos.

A los 30 meses

  • Sigue sin comprender instrucciones sencillas
  • No emite combinaciones de 2 palabras (mamá ven, papá mira…)
  • Emite menos de 50 palabras
  • Resulta muy difícil comprenderlo, un 70% de las veces es imposible saber qué está diciendo.
  • Presencia de ecolalias.
  • No pregunta mediante variaciones tonales.

A los 3 años

  • Habla ininteligible en un 50% de sus producciones
  • Escasa producción de frases de 3 elementos
  • Ausencia de adjetivos y pronombres
  • Ausencia partículas interrogativas
  • Limitada habilidad para hablar de tiempos futuros o pasado inmediato
  • Errores en la comprensión de preguntas tipo Q. y en instrucciones donde hay dos objetos .
  • Frustración en situaciones comunicativas
  • Presenta estancamiento o regresión en el lenguaje

A los 4 años

  • Inteligibilidad afectada (se considera normal la no adquisición de fonemas como: r-f-z-s-ch)
  • Utiliza únicamente oraciones de tres palabras o menos
  • No responde a preguntas sociales o tipo Q.
  • No tiene lenguaje narrativo
  • Léxico limitado

A los 5 años

  • Frecuentemente produce oraciones gramaticalmente incorrectas
  • Limitaciones en comprensión y evocación
  • Escasa atención en cuentos o historias largas
  • Dificultades para recuperar palabras a la hora de narrar.
  • Es agresivo o responde con comportamientos agresivos.

Bibliografia

  • Bishop DVM., Snowling, M.J., Thompson P.A., Greenhalgh, T., & CATALISE consortium. (July, 2016). CATALISE: A Multinational and Multidisciplinary Delphi Consensus Study. Identifying Language Impairments in Children. Plos one, 11(7) doi:10.1371/journal.pone.0158753
  • Owens, R.E. Jr.. (2003). Desarrollo del Lenguaje. Madrid: Pearson Education.
  • Pérez, E. (2013). Diagnóstico e intervención en las dificultades evolutivas del lenguaje oral. Barcelona: Lebón.

Share