Hablamos via

X
Hablamos vía

Esquizofrenia

La esquizofrenia es un trastorno psiquiátrico que incluye un grupo amplio de trastornos mentales, que a menudo son de carácter crónico y de evolución grave. Estos provocan cambios en el funcionamiento psíquico de las personas, especialmente en la conciencia de la realidad, y provocan una desorganización neuropsicológica que puede ser de más o menos gravedad.

Estos trastornos en las personas que padecen esquizofrenia provocan dificultades para mantener actividades normales de la vida cotidiana y problemas en las relaciones sociales.

Los síntomas más comunes son:

  • Ideas delirantes
  • Ideas erróneas de las que el paciente está convencido
  • Pensamiento confundido
  • Alucinaciones auditivas y visuales. Por ejemplo, escuchar voces o ver objetos y caras que no estan
  • Comportamiento motor desorganizado o anómalo
  • Discurso desorganizado, expresión emocional muy reducida
  • Síntomas negativos como abulia que se manifiesta con apatía, dificultad o desinterés en las relaciones sociales
  • Deterioro de la expresividad emocional y la afectividad
  • Síntomas de ansiedad
  • Aislamiento

Es básico realizar el diagnóstico de la esquizofrenia lo antes posible, en base a una correcta observación de los síntomas y la exploración de las vivencias de la persona y sus antecedentes personales. A menudo es necesaria la aportación de la familia, amigos o personas del entorno laboral del paciente, ya que éste podría no estar en condiciones de reconocer o explicar sus dificultades. La esquizofrenia y los trastornos psicóticos se deben tratar desde de un punto de vista multifacético, tanto con tratamiento con fármacos antipsicóticos como con terapia basada en el modelo cognitivo/conductual.

Con estos pacientes, es especialmente importante realizar una buena psico-educación para que las familias puedan detectar los síntomas de empeoramiento de la enfermedad o épocas de crisis, así como para que puedan disponer de los recursos para hacer frente a la ayuda que el paciente necesitará.

Teràpia cognitiva conductual
Terapia cognitiva conductual

La terapia cognitiva conductual une dos tipos de tratamientos terapéuticos, ya que a pesar del éxito de las terapias conductuales en el tratamiento de algunas patologías, se tendrán en cuenta otros aspectos que intervienen en la manera en que las personas responden ante las situaciones.

CONTACTA

Hablamos vía

Share